Nuevo país, nuevas tradiciones: Parte 1

Llegamos a mitad de semana y como todos los miércoles nos toca publicar. Je, je, je. ¿Cómo te encuentras hoy? Espero mejor que yo. Últimamente me siento abrumada con todas las cosas pendientes por hacer. Los estudios de fotografía mientras más avanzan más tiempo debo dedicarle. Añádele las responsabilidades del hogar, el tiempo de diversión para mi hija, el blog, el tiempo para la familia y el último en mencionar pero el más importante, mi tiempo con Dios. En fin, me siento agotada y que no doy a vasto.

Pero bueno, hay que ver el lado positivo de las cosas y todo esto significa que tengo metas, aspiraciones, familia, hijos, amor, alegría, creatividad, fortaleza, salud y fe, entre otras. Así que no me debo quejar y debo de ser agradecida, ¿verdad? También reconozco que me exijo mucho de mí misma y que debería bajar un poco mis propias exigencias para no morir de tension. Jajajajaja… Alguna idea se me ocurrirá pronto y lograré el balance que necesito para no sentirme tan abrumada.

Así que luego de esta larga y desahogada introducción, jajajaja. Comenzamos con el post de hoy. Ya se acerca mi primer año viviendo aquí en Massachusetts y para conmemorar tan importante aniversario, he creado una serie de publicaciones que te pienso compartir. Jajajaja. ¡Créeme! Saber que estoy viva, que he sobrevivido, que me he ajustado y que he logrado llegar al año acá, es motivo de celebración al menos para mí. Mi ajuste no ha sido fácil. ¿Quiénes no extrañan su tierra natal? ¿Quién no se ha sentido sólo lejos de la familia? ¿Quién no a pasado por un tiempo de ajuste al trasladarse a un nuevo lugar? ¡Yo sí!

Como nueva residente en un nuevo país, parte es conocer que actividades, tradiciones y lugares frecuentan las personas para divertirse. Este año nosotros conocimos varias nuevas y varias que ya nosotros celebrábamos en Puerto Rico un poco distintas. Hoy vengo a contarte sobre una que fue nueva para nosotros y que la hemos adoptado como tradición familiar para realizarla cada año. ¡La visita a el campo (huerto, finca, plantío) de manzanas y calabazas!

Definitivamente una hermosa actividad familiar que puedes realizar si vives o visitas algún país que lo tenga. A finales de verano, comenzando el otoño se acostumbra visitar estos inmensos terrenos. Compras un envase que ellos venden allí y tú mismo escoges todas las manzanas que te quieras llevar.

“Apple, apple!” Decía I.A.

El lugar que nosotros visitamos contaba con manzanas, peras, calabazas, una tienda de regalos,un laberinto de arbustos para jugar, un área de comida y hasta un mini zoológico con cabras, ovejas, gallinas, cerdos, entre otros.

Las calabazas fueron las favoritas de I.A.

¡Pequeña pausa! Te voy a contar algo que me pasó con mi niña gracias a estas famosas calabazas. Bien, ese día I.A. No dejó de repetir “pumpkin”, ni de jugar con ellas. Quedo tan fascinada que cada vez que veía una decía con entusiasmo: “Pumpkin, pumpkin, pumpkin!!”

Un día le preparé de almuerzo un puré de calabaza que tanto a ella le gusta. Yo me siento junto a ella para alimentarla. I.A comienza a comer y…

Isis: “Mmmm, delicious!!!”

Yo: “¡Que delicioso verdad Isis! Es bien saludable la calabaza. ¡Eso es calabaza, una pumpkin!”

Mi hija me miró seriamente, clavándome la mirada fija al comprender que lo que ella estaba comiendo eran las Pumpkins con las que ella había jugado ese día. Volteó su rostro hacia el otro lado y no quiso comer más. Jajajajaja. ¡Los niños son una maravilla!

¡Continuamos!

En él área de comidas hacen estás deliciosas “donuts”. No puedes irte de ese lugar sin probarlas. ¡No podrás comerte sólo una! Las recuerdo y se me hace la boca agua. 🙂

Para transportarte de un lugar a otro lo hacen en un inmensa carreta donde sus asientos son bloques de heno. ¡Muy acorde con el lugar! Fue mi segunda parte favorita, la primera fueron las “donuts”. Jajajaja.

En resumidas cuentas, es una actividad recreativa muy bonita, donde como famila nos podemos disfrutar el uno del otro. Sobre todo ver cómo nuestros hijos disfrutan descubriendo cosas nuevas y…

…como se disfrutan una deliciosa manzana. 🙂

Recomendaciones: Procura llevar contigo toallitas humedas, gel desinfectante para las manos, bloqueador solar, muda de ropa adicional y sombrero para tus niños. Para ustedes gafas y sombrero también. Aunque el clima ya comienza a ser un poco más frío, son muchas horas debajo del sol, siempre es bueno protegerse de el.

Espero que hayas disfrutado del recorrido. Ahora tienes algo que añadir a tu lista de actividades familiares ya sea en algunas vacaciones o como nosotros que lo añadimos de tradición cómo residentes a este nuevo país.

Nos vemos el viernes con la segunda parte de: Nuevo país, nuevas tradiciones.

Besos,

Sannia

 

Anuncios

5 comentarios en “Nuevo país, nuevas tradiciones: Parte 1

  1. Pingback: Nuevo país, nuevas tradiciones: Parte 2 | De 2 Nombres

Deja tu comentarios. ¡Gracias por compartir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s