Doblarnos sin rompernos.

La semana pasada recibimos la primera nevada “grande” de este año. Al menos de más de 5 pulgadas. Fue una nevada hermosa. La observe cuidadosamente desde mi ventana. Vi como poco a poco la tierra se cubría de blanco. Era una nieve mojada y por esta razón se pegaba a todo lo que tuviera contacto.

Frente a una de mis ventanas tengo un árbol. Es un árbol de tamaño mediano, delgado y sin hojas porque es invierno acá en Massachusetts. Durante la primavera salen sus hojas y durante el otoño cambian de color a uno rojizo muy bonito. Mientras nevaba veía como se iba cubriendo de nieve. Nieve y más nieve fueron acumulándose en sus ramas finas y delgadas. Al pasar varias horas sus ramas comenzaron a doblarse por el peso de la nieve. Se doblaron tanto que por un momento llegue a pensar que aquel árbol no sobreviviría tanto peso. “Pobres ramas se van a romper”, le dije a David.

Al día siguiente me asome por la ventana para ver en qué estado estaba el árbol. Allí estaba, intacto y recuperando poco a poco su forma natural. Había salido el sol y la nieve comenzaba a derretirse cayéndose de sus ramas. El árbol continuaba con su propósito y volviendo a tener sus ramas de la manera en que se había creado.

Al ver esto quede pensando por un largo tiempo. Pensé en el árbol y en la naturaleza. Pensé en cuan maravillosa es y en cómo es que la naturaleza está formada. Formada con tanta fuerza, seguridad y firmeza de que todo saldrá bien, que no importa las circunstancias del día, ellos (la naturaleza) solo esperan pacientes a que la tormenta pase. Pero nunca, nunca pierden su esplendor. Al contrario, mantienen su belleza aunque se vea distinta mientras la tormenta pasa.

Me explico. Nunca he visto un árbol desvanecerse porque su fruto le pese demasiado. Tampoco he visto sus ramas pegarle a un perro porque subió la pata y le hecho en el tronco sus desechos. Nunca he visto un pájaro llorar en una esquina desanimando porque todos los días se tiene que levantar a volar para buscar su alimento. Ni lo he visto al borde de la histeria porque no encuentra comida o porque está cansado de volar.

Los perros no se unen a otros perros en contra de un perro que le tomó su hueso o le tomó su agua. El pez no aborrece su vida porque solo puede vivir en el agua. La flor no cierra sus pétalos para que las abejas no le quiten de su néctar. Y para dar un último ejemplo, el árbol de enfrente de mi casa no se partió en dos porque afuera esta frio, porque la nieve decidió ponerse sobre sus ramas al punto de doblarlo de par en par. No lo he visto sacudirse y decir, esto no es problema mío, yo solo soy un árbol para tener hojas y nada más. ¡No, el sigue ahí! Con su mismo esplendor, siendo árbol, en silencio, tranquilo, seguro de que en pocas horas todo pasara. Firme, conociendo de que saldrá el sol, derretirá la nieve y el volverá a su forma habitual.

Muchas veces nosotros nos ahogamos con par de gotas que nos caen. Cualquier pequeño tropiezo es razón suficiente para amargarnos todo el día. Buscamos incansablemente las faltas del otro para así no ver las nuestras. Dejamos de compartir nuestros bienes por la mentalidad de que otro se pueda beneficiar con algo que nos pertenece. Entramos en discusiones, angustias, decepciones y muchos otros sentimientos negativos por cosas que en la gran mayoría no están a nuestro alcance solucionar. Cosas que terminaran desvaneciéndose como la nieve de ese árbol. Todo esto sucede sin pensar que a veces lo único que necesitamos hacer es continuar, en silencio, sin perder nuestra belleza aunque estemos doblados por el peso.

Si ese árbol puede vivir bajo esas condiciones entonces…

¿Qué nos hace pensar que nosotros, los seres humanos, no podemos superar las nuestras? ¿Acaso pensamos que valemos menos que la naturaleza? ¿Acaso vivimos tan sumergidos en nuestras circunstancias que olvidamos nuestras capacidades? ¿Acaso somos impacientes y deseamos que en todo momento las cosas surjan como, cuando y donde lo queremos? ¿Tan poco tiempo tenemos que no podemos pensar en que quizás bajo calma dejamos que las cosas trabajen mejor y que el mundo conspire a nuestro favor para proveernos lo que realmente necesitamos?

Como ese árbol, todos estamos creados para poder aguantar cada tormenta en nuestras vidas. Como ese árbol tenemos dentro de nosotros las herramientas necesarias para sobrepasar cualquier obstáculo.

No recuerdo que en mi vida haya tenido algún problema lo suficientemente grande incapaz de solucionarse. ¡Mira que he pasado por cosas fuertes en mi vida! Todas mis situaciones personales se han solucionado una a una y en muchas de ellas sólo he tenido que estar en calma. Todas se han resuelto.

A veces las soluciones llegan con el tiempo, como el sol después de la tormenta. A veces llegan por medio de un familiar, un amigo y hasta por medio de un desconocido. A veces llega a nuestras mentes esa idea genial que termina solucionando todo. Como también a veces llegan con sólo la aceptación de que así es que debe de ser. Pero todas y cada una de ellas termina solucionándose de alguna manera u otra.

Que tus días sean como ese árbol. Que no importa si afuera esta frio, si hace calor, si hay nieve, lluvia, viento o un perro. El árbol nunca deja de ser árbol ni de brillar por su propia luz y su propia belleza. Que sea cual sea tu tormenta, sepas que todo pasara y que estas equipado con las herramientas necesarias para sobrellevarlas. Que recuerdes en este día lo maravilloso, único, especial y grande que eres. ¡Tú puedes! ¡Estas capacitado para doblarte pero nunca para romperte!

La iniciativa de hoy en esta sección de J como Jesús son dos cosas:

  1. ¡Ya la hiciste! Has leído el post completo.
  2. Compartirlo con alguien que lo necesite o compartirlo en tus redes sociales para que cualquier persona lo pueda leer. Démosle aliento a alguien. Sólo tiene sus ramas dobladas.

Espero te haya gustado y que tengas un hermoso día.

Besos,

 

Anuncios

18 comentarios en “Doblarnos sin rompernos.

  1. Qué buena y ejemplar reflexión. Nunca lo había pensado de ese modo. Es verdad que nuestra vida es una incansable inconformidad y que nunca estaremos agusto del todo, pero no debería ser así. Los días son un constante altibajo y deberíamos igualarlos todos al mismo nivel de positividad. Qué bien lo has descrito. Me ha encantado. Un beso!

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué bonita entrada! Hoy especialmente me ha dado fuerza leer esto ya que en eso estaba pensando, se viene un tiempo difícil para nosotros por diferentes circunstancias o bueno eso creo yo, que me adelanto a todo, jeje y está bien haber leído esta reflexión!! Un beso

    Le gusta a 1 persona

  3. A veces nos dejamos abatir por grandes problemas pensando que no tienen solución y la misma estriba en desgranarnos en pequeñas cosas que ir arreglando poco a poco. Y si uno solo no puede, siempre habrá alguien dispuesto a ayudarnos. Muy buena entrada, Sannia! Besitos

    Le gusta a 1 persona

  4. hermosa reflexion, y creo que va de la mano de “saber que podeos destruirnos”… leí ayer, que el unico que no es inmortal en la naturaleza es el ser humano, porque esta consciente de la muerte, para los animales y plantas no existe… ellos viven la inmortalidad dia a dia… y algo asi nos debe pasar, tenemos miedo a una depresion, tenemos miedo a sufrir, tenemos miedo a ser pobres y la banca rota… tenemos miedo a tantas cosas que antes que pasen cortamos nuestras ramas, o alas…

    debemos sentirnos inmortales dia a dia…

    yo vengo de un proceso complejo, nunca antes vivido, es como que descrubrí que no soy inmortal… pero estoy trabajando para recuperar ese don con el que nací, de saber que cada cosa que pasa es solo nieve en mis ramas y no una sierra que las cortte

    un lindo J para este jueves

    Le gusta a 1 persona

Deja tu comentarios. ¡Gracias por compartir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s