Un acto de amabilidad en 4 pasos.

“¡Qué inteligente eres!”

“¡Te Amo!”

“¡El mundo necesita más personas como tú!”

“¡Tú puedes!”

“¡Eres suficiente!”

“¡Iluminas mi mundo!”

“¡Buen trabajo!”

“¡Eres más que suficiente!”

¿Cómo te sientes al leer estas frases? ¿No sientes como algo dentro de ti va cambiando? Quizás te sientas mejor o mucho mejor de lo que ya te sentías sólo con leerlas. ¿Lo sientes? ¡Yo sí!

Hace unos meses atrás mi niña hizo un comentario que cambio mi vida. Un día estábamos jugando y riéndonos sin parar. De esas risas que nos quitan el aliento. ¿Sabes cuales digo? ¡Esas mismas! Entonces, I.A recuperando su aliento me abraza y me dice:

—“Im so proud of you Mamá!”

En español:

—“¡Mamá, estoy orgullosa de ti!”

Al principio me causó mucha emoción. Luego recordé cuantas veces ella las escuchaba salir de mi boca. Aunque conozco la importancia de las palabras, son tantas las veces que lo repito que ya estaba en modo casi automático. ¡A ver! ¿Cuantas veces le decimos “buen trabajo”? O “eres inteligente”, “que bien lo hicistes”, “que saludable comes”. Soy realista, son tantas las veces que se lo repito que yo misma no estaba concientizando su impacto. ¡Hasta ese día que ella me las dijo a mí! Allí fue que entendí lo impactantes que eran. Lo entendí al ver cuánto significaron el recibirlas.

Estoy – orgullosa – de – ti. ¡Qué bien nos sentimos! ¿Verdad? ¡Cuánta fuerza nos pueden dar esas simples palabras! Desde entonces estoy más pendiente en decirles palabras como estas a las personas que me rodean. Quiero concientizar mi ser a decir siempre palabras positivas, que impacten con ellas las personas que las reciben. Nunca sabemos cuán necesarias eran para esa persona en ese momento. ¿Pues porque no hacerlo sin que nos lo pidan?

De eso se trata el acto de amabilidad para esta semana y lo vamos hacer de una forma distinta. ¿Te unes? ¡Perfecto! Consiste en lo siguiente:

  1. Piensa en alguna o algunas personas conocidas, desconocidas, familiares, amigos, alguien a quien desees dedicarle este acto de amabilidad.
  2. Elige varias frases amables que te gusten. Piensa que frase te gustaría decirles o que frase te gustaría escuchar a ti.
  3. Escribe 1,2,3 (las que quieras) notas con esa frase amable. Puedes hacerla de la forma que desees, desde un simple papel, hasta utilizar tu creatividad y hacer toda una presentación bonita. Lo que verdaderamente importa son sus palabras. Sin embargo esta en ti elegir como quieras entregarlas. Personalmente haré tres. Dos para mis vecinos y una para David. La de los vecinos las firmaré como anónimas y la de David se la colocaré en su abrigo para que sea una sorpresa.
  4. ¡Y ahora lo más importante! Cuando termines de leernos, comentarnos, darle like y compartir este post J . Vas a ir al espejo más cercano, te vas a mirar en él y vas a decir las siguientes palabras: ¡Estoy orgulloso (a) de ti!

¡Que tu día continúe maravillosamente bien! Gracias por unirte a realizar el acto de amabilidad de hoy dejándoles una hermosa nota a alguna persona. Nos estamos leyendo mañana, te traigo una recta muy fácil de hacer.

Besos,

Sannia.

 

Anuncios

17 comentarios en “Un acto de amabilidad en 4 pasos.

  1. Pingback: ¡A limpiar la mesa! – De 2 Nombres

    1. Así es guapa!!! A veces estamos tan envueltos en el día a día que se nos pasa evaluar como hablamos con los demás. Una frase positiva hace maravillas!!! Cual es la frase positiva que más le dices a tus niños, o a tus padres, o a tu pareja???

      Me gusta

Deja tu comentarios. ¡Gracias por compartir!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s