Cosas que hace una madre con “Mommy Brain”

Hace un tiempo atrás leí un post en el blog Vida entre Madres acerca del “Mommy Brain”. Su post se titula “Top 15 momentos incómodos y vergonzosos que he tenido gracias al “Mommy Brain”. Haz “click” en el titulo, te lo incluyo para que lo leas, es buenísimo. Se trata sobre esa sensación que nosotras las madres sentimos en muuuuchas ocasiones de que nuestro cerebro no funciona como antes. Jajajaaj.

Me sentí tan identificada que de la primera le dije a Mariví mis deseos de realizar un post sobre mí “Mommy Brain”. ¡Qué felicidad al saber que no soy la única! Con las madres que comparto nunca las he escuchado hablar al respecto. No sé si es por orgullo, por vergüenza o por falta de confianza, la cosa es que nunca les he escuchado decir barbaridades como las que a mí me suceden. ¡Gracias a Vida entre Madres por acompañarme en esto! Jajajaja. Aquí la lista de mi “Mommy Brain” en pura acción:

  1. Un día tuve una visita de una amiga. Yo muy servicial le ofrezco algo de tomar. Existen algunos jugos que es recomendables el batirlos para que todos los nutrientes no queden en el fondo. ¿Verdad? Jugos como el de naranja o guayaba, son un ejemplo. Mientras hablaba con ella abro el refrigerador, saco el jugo, le quito la tapa y comienzo a batirlo. No solamente lo batí en varias ocasiones, no me di cuenta de todo el reguero que estaba haciendo detrás de mi. El rostro de mi amiga valía un millón. No fue hasta cuando me dijo: “¡Sannia el jugo!” que me vine a dar cuenta de lo que estaba haciendo. ¡Top Mommy Brain de la historia! Jajaja.
  2. Constantemente olvido las palabras. David ya me mira con cara de espera. Espera y espera a que las palabras me salgan para poder terminar mi oración. Jajajaja. Ahí es donde utilizo palabras como esto, aquello, lo otro, tu sabes, para poder completar el pensamiento. Sin embargo lo dejo igual, sin idea de lo que le quise decir. Jajaja. Un día le dije: “David, ve allí y tráeme aquello que Isis necesita para poder colocarlo en aquella otra cosa.” Jajajaja. ¿Me puedes explicar que fue lo que quise decir aquí? Solamente mi cerebro sabía lo que era, pero de ahí a que la boca lo dijera era otra cosa.
  3. Cuando lavo los trastes utilizo una toalla pequeña para secarme las manos. Un día esa toalla desapareció. La buscaba y la buscaba y no la encontraba. No entendía donde podría haberla metido. Al par de horas cuando abrí el refrigerador para buscar algo, allí estaba, muy cómoda y fría la toalla. La había colocado en el refrigerador, no me preguntes porque. Aún sigo sin explicármelo.
  4. Visito el pediatra de I.A y me pregunta por su fecha de nacimiento. Termino contestándole con mi fecha de nacimiento. Jajaja. El doctor me mira con rostro de “no puede ser tan vieja la niña”. Jajajaja.
  5. Llaman a mi casa y tomo el control remoto del televisor para contestar.
  6. Voy al supermercado a comprar una cosa que necesito. Llego a mi casa con todo menos lo que necesitaba. ¡Completamente olvidado!
  7. Le voy a enviar un mensaje de texto romántico a David y termino enviándoselo a mi hijo mayor. También he estado dialogando por texto con dos personas distintas y totalmente intercambio las conversaciones. O sea, le contesto a una lo que la otra me estaba preguntando. Jajajaa.
  8. Busco mis espejuelos, los busco y los busco para al final encontrarlos en mi cabeza.
  9. Pongo la lavadora a llenarse de agua para lavar la ropa. Cuando ella termina de lavar me doy cuenta de que nunca eché la ropa.
  10. Escribo notas con cosas para no olvidar y termino echándolas a la basura cuando me pongo a organizar. ¡Con razón no me funcionan! Jajajaja.

En fin, estas son unas cuantas de las miles que hago a diario. Espero que como Mariví y yo, no te sientas sola con tú “Mommy Brain”. De seguro pronto recuperamos nuestro cerebro cuando los niños crezcan. ¡Al menos eso espero! Jajaja.

¿Tienes “Mommy Brain”? ¿Qué cosas te suceden? Comparte con nosotros tus experiencias, de seguro te acompañamos en los sentimientos. 😉

Besos,

Sannia.

 

Back again!!!

(Nota: Respetando la creatividad y la propia voz de David, sus post serán publicados en el mismo idioma que el los escribe. Puedes encontrar su traducción al final de su post. Gracias por su apoyo.)

We’re back with a NEW AND IMPROVED VERSION “De Dos Nombres 2.0”!!! Hahahaha!!! For those of you who have been following us we apologize for the long delay. Pretty soon in future post you will read all about the adventures that caused this long delay. For those who are just starting to follow us, this post will be a short recap of our previous postings.

So, in our “old” blog I had written to you about the experience of having my wife go through a very “difficult” pregnancy. For any future parent whose spouse is currently pregnant and is being a bit of a “challenge” to deal with, I recommend you stop now and read THIS and THIS post!!! Reading, by the way is a habit you may want to pick us cause after dealing with her “difficult” pregnancy stage there are countless questions your’re going to have regarding the little person that is going to be born.

This was ANOTHER previous post. I wrote about the incredible feeling, sensation, experience and so many other verbs/adjectives that won’t be enough to explain the process of childbirth and the first time you hold your baby in your hands. It is truly the greatest experience you can ever have. BUT, being in the delivery room is not for the faint of heart!!! I would recommend you watch a video of childbirth but that can be a good or bad thing. Besides, no video you watch will EVER compare to what it’s like to be there.

Well, when you get married to a single mother you learn one more thing that I wrote about in this OTHER post. The blessing it is to be the stepfather to an amazing young man. I am honored to see the progress my step son is taking towards manhood. I have so much respect for my wife and his father for having the maturity to raise such an incredible young man and doing the best for him ever while being divorced. I am now an active participant in his upbringing and though there are at time challenges just like there are challenges to being a father to a biological child, the benefits far overcome those little glitches. I feel proud of being his step dad and I carry that tittle with immense honor.

So, to our new readers i invite you to visit our “old” blog and catch up. For those who have been with us, stay tuned you are in for a heck of a ride. As always feel free to participate. Let us know what you think or what we can do better. If you have any questions regarding this previous posts, let us know. We would love your feedback. God bless you, until next time!!!

David

• • • • • • Post en español • • • • • •

¡Regresamos con una versión nueva y mejorada, De Dos Nombres 2.0! ¡Ja,ja,ja! Para aquellos que nos han seguido, le pedimos disculpas por la larga demora. Próximamente en los futuros post leerán sobre las razones que causaron la demora. Para aquellos que comienzan a seguirnos, este post se trata de un breve resumen de los post anteriores.

En nuestro blog “viejo“, había escrito sobre la experiencia de ver a mi esposa pasar por un embarazo “difícil”. Para cualquier futuro padre que tenga a su esposa actualmente embarazada y se esté convirtiendo en un reto el lidiar con ella, recomiendo que te detengas ahora para que leas este y este post. Por cierto, leer es un hábito que deberías desarrollar, ya que después de lidiar con la “dificultad” de su embarazo, hay un sinnúmero de preguntas que tendrás sobre esa pequeña persona que está por nacer.

Este fue otro post que escribí sobre la increíble sensación, sentimientos, experiencia y tantos otros verbos/adjetivos los cuales no son los suficientes para explicar el proceso del parto y esa primera vez que sujetas al bebé en brazos. Es realmente la más grandiosa experiencia que puedas tener. ¡Pero! Estar en la sala de parto no es para los débiles de corazón. Recomiendo que veas algún video de partos, aunque esto puede resultar bueno o malo. Además ningún video que veas se comparará JAMÁS a como es presenciarlo.

Bueno, cuando te casas con una madre soltera aprendes una cosa más de la que escribí en este post. La bendición que es ser padrastro de un asombroso joven. Estoy honrado de ver el progreso que mi hijastro está tomando hacia su adultez. Le tengo tanto respeto a mi esposa y a su padre por tener la madurez de criar tan increíble joven y siempre ser lo mejor para él aún estando divorciados. Ahora soy un participante activo de su crianza y aunque a veces hay retos, al igual que los restos de ser padre de un hijo biológico, los beneficios sobrepasan cualquiera de ellos. Me siento orgulloso de ser su padrastro y cargo este título con honor.

Así que, a nuestro nuevos lectores, los invito a que pasen por el “viejo” blog y lean lo escrito. Para aquellos que han estado siguiéndonos…¡Manténganse sintonizándonos! ¡Haz entrado a una gran aventura!

Como siempre sientase libre para participar. Déjenos saber pensar o en qué podemos mejorar. Si tienen alguna pregunta sobre los post anteriores déjenos saber. ¡Apreciamos su comentario! ¡Dios los bendiga, hasta la próxima!

David