¡Aceite de coco, una maravilla!

¿Conoces sobre los beneficios del aceite de coco? Si me hacías esta pregunta hacen tres meses atrás te contestaría que sirve para mantener un cabello sedoso y saludable. De ahí nada más.

Mi mamá es vegetariana, pero no una vegetariana cualquiera, su hábito alimenticio es uno más intenso que solo dejar de comer carnes. Pero de esto no es a lo que te vengo hablar. Ella fue quien me habló por primera vez sobre los distintos beneficios del aceite de coco. Luego de su conversación conmigo, decidí leer un poco más al respecto.

Existen muchísimos artículos, yo leí este, este y este, adicional a unos cuantos videos en YouTube. Me convencí y hacen tres meses que lo llevo usando.

Llego a saber que los cambios, sobre todo en mi piel serían tan drásticos, hubiera hecho esa sección fotográfica de antes y después. Je je je. Aún así te cuento que cambios he visto en mí.

Mis cambios más visibles son:

  • Piel: Desde que nos trasladamos a Massachusetts, el cambio de clima afectó significativamente mí piel. Cada vez estaba más reseca, cuarteada y esto causaba picazón. Mis labios llegaron a brotar sangre de lo resecos que llegaron a estar. Yo buscaba remedios pero ninguno me funcionó tan bien como lo ha hecho el aceite de coco. Yo me lo coloco en todo mi cuerpo después de cada baño. De pies a rostro. En el cabello no lo coloco ya que soy de cabello graso y para este tipo de cabello no es recomendable. En las noches lo utilizo como crema de rostro y cuello. ¡Utilizar el aceite de coco para después del rasurado no tiene precio! Siento que mi piel lo agradece. En fin, mi piel ha visto un gran cambio desde que llevo utilizándolo. Se siente más humectada, mis manos se sienten sedosas, he notado un mejoramiento en arrugas y estrías que llevo en mis caderas. ¡Estoy encantada!
  • Reducción en el área abdominal: No me he tomado el peso para poder decirles si he bajado o no. Lo que sí he podido notar es una reducción en el área abdominal, en los muslos y caderas. Como si mi piel se tonificara un poco más. Ya sabes, es como cuando uno lo siente en esos momentos de vestir esos “jeans” favoritos que tanto te gustan, pero que después del embarazo no te quedaban igual. Sin embargo ahora vez como entran fácilmente y sin sacarte esos rollitos que tanto nosotras las mujeres detestamos ver. ¡Pues así!
  • Energía: ¡Cuánto se valora la energía cuando eres madre! Mi nivel de energía y enfoque a mejorado considerablemente desde que llevo utilizando el aceite de coco hacen tres meses. No estoy diciendo que milagrosamente ahora puedo correr un maratón. ¡No! Pero si he sentido como me puedo mantener mas despierta, enérgica durante el día y cómo logro completar mi día sin arrastrar los pies como antes. 😉

Estas cosas son las que he podido observar en mí desde que llevo utilizando el aceite de coco. Aquí te incluyo un artículo que también leí sobre los diferentes tipos de aceite de coco por si te interesa saber. En mi caso este es el que yo ingiero.

Contiene un gran olor y un rico sabor. Eso sí, debo decir que un buen aceite de coco puede resultar un poco costoso a la hora de comprar. Todo dependerá del tipo de aceite deseado.

No está demás mencionar que este post es solo mi opinión sobre mí experiencia utilizando el aceite y que bajo ninguna circunstancia estoy recomendando su uso sin antes ser consultado por tu doctor o médico de cabecera. Todos somos distintos y lo más recomendable es consultar con un profesional los que quisiéramos intentar con nuestros cuerpos. Bajo ninguna circunstancia este blog o mi persona se responsabilizan de las decisiones tomadas por cada lector. Lo más importante es nuestra salud y cada cual debe de tomar las medidas necesarias para cuidar de ella de la manera correcta.

¿Qué opinas sobre el aceite de coco? ¿Lo has utilizando? ¿Qué cambios has visto en ti? ¡Hasta el lunes, buen fin de semana!

Besos,

Sannia

 

La alegría se fue a dormir.

Hoy no es lunes para publicar Gotitas Positivas. ¡Cuanto las necesito! Es difícil mantenerse positivo si sientes un gran dolor. Hoy no es el día regular de entradas. Hoy es un jueves doloroso, tan doloroso que siento como la alegría se fue a dormir. ¿Y eso porqué? ¡Tengo un brazo fuera de servicio!

temporary-out-of-service

¡Me explico! Me he lastimado grandemente mi hombro izquierdo, dejándome casi paralizada de ese lado. Quien sabe hasta cuando pueda volver a la normalidad. Como me dijo la doctora: “Your shoulder is messed up!!!”.

Además de sentir dolor, también se me hace imposible hacer muchas tareas, incluyendo escribir en mi computadora. En estos momentos lo hago con una sola mano. Siento que escribo una palabra por minuto.

Mi ánimo está al igual que mi hombro, caido. Me causa tristeza tener que decir esto, pero voy a tener que hacer cambios para poder recuperarme lo antes posible. Eso incluye mi manera de manejar este blog. ¡Mis disculpas!

Estos serán los cambios podrás observar:

  1. La entrada de David será publicada el viernes de la próxima semana. Contrario a como había dicho que sería mañana. ¡Mil disculpas!
  2. Las Gotitas Positivas de todos los lunes seguirán como de costumbre.
  3. Las entradas serán con más ilustraciones, fotos y menos palabras. Es más fácil para mi hacer esto con un solo brazo que escribir con ambos.
  4. Los días podrán ser alternados en caso de que no pueda publicar un miércoles.
  5. No me desapareceré por completo pero si reduciré mis apariciones para poder descansar y seguir las instrucciones médicas.

¡No sabes cuanto siento que tenga que ser así! No me quiero desaparecer por completo para que no te olvides de mí y porque disfruto grandemente compartir contigo. Seguiré leyendo y visitando a todas mis amistades de la blogosfera. Comentaré lo mas que pueda, así sea con una carita alegre. Espero que mi recuperación sea más rápido de lo que los doctores pronostican. Trataré lo más que pueda en regresar a la normalidad y volver estar contigo como de costumbre.

Para eso debo de seguir lo que dice mi doctor al pie de la letra. Esto no es un adiós, ni tampoco un hasta luego. ¡Es un…nos vemos de a poquito!

Besos,

Sannia.