Recordando a julio.

A estas alturas, ¿quién no se acuerda de julio? ¡Días cálidos, playa, piscina, recreaciones al aire libre, hojas verdes en los árboles y sobre todo poca ropa! Este julio fue mi primero en Massachusetts y en verdad te puedo decir que vivir aquí hace que uno aprecie más los días de calor.

Como dice el refrán: “Recordar es vivir”. A ver si esto funciona y logro sentir una vez más ese calorcito recordando un poquito a julio. Sigue leyéndome para transmitirte un poco a ti también. 😉

Verano 2014 en Boston Common

En el mes de julio William nos visitó durante sus vacaciones y estuvo con nosotros todo el mes. ¡El calorcito vino por partida doble! Calor de verano y calor familiar.

De piscina con la familia

Las playas de Massachusetts son heladas, al menos lo son para nosotros que no estamos acostumbrados. Así que mejor visitamos la piscina ya que la mantienen a una temperatura de 80 grados Fahrenheit. Te cuento que casi ni se sienten esos 80 grados. Los días fresco de este lugar y el fuerte viento hace que sientas como si el sol fuera de mentiras, lo ves pero no lo sientes. En todo el verano, si sude 5 veces fue mucho. Creo que todas las veces que sude era porque estaba en el gimnasio ejercitándome. Jajajaja. Suena exagerado pero honestamente no está muy lejos de la realidad.

Boston Freedom Trail

¿Recuerdan esta y esta entrada? En julio también lo tomamos para conocer un poco más de la historia de esta ciudad. Yo feliz de tener a mi madre y a mi hijo de visita. ¿Se nota? Je je je.

Visita a familiares en New York.
En la última semana de julio mi madre, mis hijos, David y yo alquilamos un auto y nos fuimos a visitar mis Tíos que viven en New York. Julio se convirtió en el mes del pre, pre, pre, pre cumpleaños. Aunque Isis cumple sus dos años en noviembre, no quisimos dejar pasar la oportunidad de cantarle y celebrarlo junto con su familia y su hermano. Así que compramos un pequeño bizcocho, decoramos un poco la terraza de la casa y…¡comenzó la fiesta! Aquí puedes ver lo bien que mi niña la pasó, sobretodo con su pastel de cumpleaños. Jajajaja
¡De ver las fotos ya me calenté un poquito! ¿Qué bonito compartir con la familia, verdad? Cuando estas lejos de ellas valoras esto aún más. Así que si estas cerquita de ellos dales mucho cariño y si estas lejos, no dejes de demostrarles cuanto les amas.
¡El viernes también tendremos entrada! Les comparto una de las rutinas de Isis, sus visitas al Crayon Corner. ¿Y qué es el Crayon Corner? Visítame el viernes y lo verás. 😉

Besos,

Sannia.